31 ago. 2010

Radio Comunicación para Kayak

Las actividades al aire libre que implican recorrer grandes distancias o navegar en condiciones de poca visibilidad y en lugares remotos, nos exigen disponer de medios de comunicación entre los miembros del grupo y eventualmente con otras personas, autoridades o embarcaciones. La miniaturización electrónica pone hoy a nuestro alcance distintos aparatos portátiles (GPS, celular, teléfono satelital, PLB, radios) que hacen nuestros viajes más seguros y cómodos. El más antiguo de ellos, aún tiene plena vigencia: la radio VHF/UHF.

El rango de frecuencia VHF (del inglés Very High Frequency) está conformado por una amplia gama de bandas o servicios entre los que encontramos el FM, la televisión, la banda radio aficionados, la banda aérea, la banda marina, etc. Similarmente, la más moderna UHF (Ultra High Frequency) aloja por su lado otra serie de servicios entre las que encontramos el Wifi, el Bluetooth, los celulares, GPS, etc. En este articulo nos concentraremos en la Banda Marina, el GMRS (General Mobile Radio Service) y el FRS (Family Radio Service).

Para efectos de comunicación bidireccional de uso recreativo, es ésta última la que se popularizó a mediados de los 90s con la disponibilidad de aparatos a muy bajos precios, los ubicuos Motorolas que encontramos hoy en los centros de esquí, los centros comerciales y los parques de diversiones. Estos aparatos transmiten a un máximo de medio watt de potencia y están pensados para ser usado a relativa corta distancia. Aún así, casi todos ellos además son capaces de operar en la banda GMRS, transmitiendo a 1 y 2 watts, aumentando así el alcance en los algunos canales.

Usando estas radios podemos mantenernos comunicados con nuestro grupo, en caminatas, cicletadas y remadas, sin gastar el plan del celular y aun cuando andemos en lugares apartados donde no llega señal. Pero ¿qué pasa cuando queremos comunicarnos con el resto del mundo para solicitar ayuda y no hay celular?

La Banda Marina

Siendo una banda regulada por la SUBTEL, delegada a la DGTM, el Servicio Móvil Marítimo es un sistema de comunicación disponible a todas las bases y embarcaciones matriculadas. El kayak no lo es, pero su uso está permitido para efectos de seguridad y es requerido en caso de expediciones en lugares remotos.

El empleo de esta banda nos permite comunicarnos con otras embarcaciones, o con la autoridad marítima en caso de requerir asistencia o información. Normalmente todas las embarcaciones equipadas con radio, así como las estaciones en tierra, privadas o de la Armada, escuchan por el canal 16, que es internacionalmente reconocido para llamadas de auxilio o para establecer comunicación antes de pasarse a otro canal continuar con la llamada.

Si requerimos comunicarnos con otra embarcación o una base, hacemos la llamada por el canal 16. Al recibir respuesta, cambiaremos al canal indicado (generalmente por la base o estación de tierra). El uso del canal 16 debe restringirse al mínimo tiempo posible ya que es un canal reservado para emergencias.

En Chile particularmente, los canales reservados para comunicación entre embarcaciones son el 72 y el 77, pero en la práctica y especialmente en lugares remotos, se usan los canales inmediatamente superiores e inferiores al canal 16.

El canal 10 se usa normalmente para avisos a los navegantes y en ciertas zonas el canal 14 se usa para difundir el meteo o informe meteorológico en distintos horarios que pueden ser consultados a la capitanía de puerto o en la cartilla radiotelefónica del SMM.

En la zona de los fiordos y canales del sur, así como en los valles de muchos ríos sobre todo donde hay transbordadores, la banda marina se usa incluso para comunicación entre los habitantes locales. En estos lugares el protocolo de uso es muy informal y se usa distintos canales incluso para establecer las llamadas. Es cuestión de preguntar y rápidamente podremos adaptarnos a las usanzas locales.

Alcance

El alcance de los radios está limitado por varios factores, entre ellos la potencia de transmisión, la antena de recepción y los obstáculos entre las radios. Dado que las ondas VHF u UHF no rebotan en la ionosfera como la HF, requieren normalmente una línea de visión relativamente despejada entre emisor y receptor. Esto limita la distancia práctica de uso a unos 8 kilómetros entre dos kayaks (donde la radio se sitúa a menos de un metro sobre la superficie), y a mayores distancia si es con una embarcación o base, dependiendo de la altura de la antena.

Las radios portátiles de banda marina están limitadas a un máximo 5W de potencia de transmisión, por un asunto de capacidad de la batería, y en los modelos más modernos uno puede seleccionar entre baja ( 1W ), media ( 2,5W ) y alta ( 5W ) potencias, con el propósito de ahorrar energía. Esto es especialmente importante en expediciones largas donde solo contamos con cargadores solares para reabastecernos.

Aparatos

Hay radios para todos los gustos, ya sea en FRS/GMRS o Banda Marina. Estos últimos generalmente son más caros porque sonde construcción más robusta ya que tienen que soportar el ambiente marino y cumplir con exigentes normas, siendo considerados como dispositivos de emergencia. Normalmente son sumergibles (IPX7) y algunos hasta flotan. Lo más práctico en caso de aventureros anfibios es una radio multibanda que incluya FRS, GMRS, Banda Marina y ojala FM para escuchar noticias por la radio.

Los radios y especialmente los de banda marina no son juguetes y requieren conocimientos más allá de para qué sirven los botones y perillas del aparato. Hay ciertas reglas y cortesías, que permiten una comunicación clara y precisa sobre un canal que además es compartido y regulado por las autoridades.

En un próximo artículo abordaremos estos temas, las diferentes señales de llamada y su uso, así como el lenguaje comúnmente usado en estas comunicaciones.

QSL-mente,


Martin
Instructor de Kayak de Mar

No hay comentarios:

Publicar un comentario