23 sept. 2009

Reparando el kayak

En el artículo anterior revisamos la forma de mantener nuestro kayak en buena forma. Ahora veremos algunas de las reparaciones menores que posiblemente nos veamos obligados a hacer en algún momento.
Reparaciones Menores
Si bien el kayak de mar en general requiere pocas reparaciones, con el tiempo y las aventuras, las posibilidades de tener que efectuar algún arreglo se vuelve más presente… y no sería raro tenerla que hacer en medio de ninguna parte. Las más comunes son:
1. Cables del timón: los cables del timón se cortan con el tiempo ya que el metal se va fatigando con el uso. Lo más probable es que se corten en los puntos de mayor trabajo, que son los extremos y especialmente donde se conecta con el timón. Es más práctico reemplazar todo el cable por uno equivalente de acero inoxidable. El cable de acero galvanizado que venden en las ferreterías no sirve, pero puede usarse en una emergencia. Hay timones que llevan un cordín de Spectra (material sintético de gran resistencia a la tensión) en vez del cable y es más fácil de cambiar que éste.
2. Cordines elásticos: con el agua salada y el sol, los cordines elásticos de cubierta terminan venciéndose y finalmente cortándose. La reparación típica es un nudo pescador entre los extremos rotos y cambiarlo completamente al llegar a la casa.
3. Tabiques interiores: con el uso, los golpes y las altas temperaturas, los tabiques (bulkheads) de goma EVA de los kayaks terminan despegándose y dejando filtrar el agua hacia los compartimientos estancos. Esta reparación se puede poner complicada si es que el tabique se ha desplazado o se ha deformado irreversiblemente. Como dije en el artículo anterior, NO use silicona. Hay pegamentos especiales como Lexel y Marine GOOP para hacer estas reparaciones. Si no tiene los materiales o la proficiencia adecuada, consulte con el fabricante o distribuidor de la marca.
4. Tornillos perdidos: los tornillos de los kayaks son de acero inoxidable y generalmente de algunas pocas medidas que se pueden conseguir en las ferreterías especializadas. Las tuercas deben tener un seguro interior de nylon, para evitar que se suelten y para que no permitan el ingreso del agua por el hilo. Hay que tener especial cuidado con las tuercas interiores de los estancos, que deben tener capucha para evitar que el tornillo sobresalga y perfore las bolsas secas que guardamos al interior.
5. Correas y hebillas: el sol azota implacablemente las correas y hebillas que están expuestas. Estás puedes tratarse con protectores UV (Protector 303, UV Tec McNett, etc.) pero en algún momento, si salimos lo suficiente, tendremos que reemplazarlas.
6. Tapas de neoprén: estas cubiertas que le dan la impermeabilidad al compartimiento estanco sufren de tres problemas, se pierden, se quedan en la casa o se vencen. Las soluciones son respectivamente: comprar nuevas, revisar antes de salir y comprar nuevas. En caso de emergencia se puede usar una bolsa de basura con un elástico, que puede ser el de amarrar el remo o un pedazo de los elásticos de cubierta que podamos sacrificar. Recuerden no dejarlas puestas cuando no usan el kayak, para evitar que se venzan los elásticos (i.e. se pongan jetonas)
7. Hoja del timón: es muy raro en timones de aluminio y más frecuente en timones de plástico, que la hoja del timón se quiebre. Tiene que haber sufrido un golpe severo, que normalmente se da en la zona de olas o cuando olvidamos subirlo en un río de poca profundidad. No queda más que cambiarla o cambiar todo el timón en caso de que no podamos obtener la hoja sola.
8. Deformación del casco: se da en kayaks plásticos normalmente causado por almacenamiento inadecuado del kayak o exposición a altas temperaturas (dejarlo al sol y apretado). Lo normal es que el plástico “recuerde” su forma y se corrija la deformación al cabo de un tiempo. Si persiste, se puede exponer el plástico a algo de calor (agua caliente, luz solar directa, aire caliente), mientras se le recuerda la forma con algún tipo de horma.
9. Roturas en el casco: frecuentes y fáciles de repara el kayaks de fibra, requieren de fibra y resina para ser reparados, además de las habilidades para hacerlo. Muchas veces el daño es simplemente una fisura en el gelcoat, que basta con lijar hasta la fibra y reaplicar la resina. Es recomendable buscar una buena guía de cómo hacerlo y probar primero en casa antes de requerirse en terreno. En kayaks de plástico, son muy raras las roturas en el casco y para repararlas requerimos de barritas de plástico (provistas por el fabricante) y un soplete de propano o pistola de calor. En cualquier caso considere previamente una reparación hecha por un profesional.
Kit de Reparaciones
Las reparaciones serán más necesarias cuando estamos fuera y dependamos del kayak para transportarnos. Para ello es conveniente llevar siempre un kit de reparaciones. Un buen lugar para guardarlo es una botella Nalgene de boca ancha de 1 litro o una caja Pelican de tamaño similar, que lo mantendrá seco en cualquier circunstancia. Los elementos recomendados para este kit son :
  • Multiherramienta tipo Leatherman o Gerber (alicate, destornillador de cruz y paleta)
  • Llave francesa de bolsillo
  • Duct tape (puede ir enrollado alrededor de la botella)
  • Pegamento sellador Marine Goop, Lexel, SeamGrip o equivalente
  • Cordín elástico de cubierta
  • Tonillos y tuercas de acero inoxidables de cada tipo que tenga el kayak
  • Cable de timón de acero inoxidable de repuesto
  • Terminadores para cable de acero. Se usan para estrangular el cable formando un bucle.
  • Hebillas y correas de repuesto
  • Silbato, encendedor y mini linterna de LED
  • Bolsa de basura
  • Mosquetones miniatura
Pocas veces lo vamos a usar, si le damos un mantenimiento preventivo periódico al kayak, pero cuando haga falta, bien puede salvarnos el paseo o el pellejo.

Restaurativamente,
Martin

1 comentario:

  1. Martin, donde puedo encontrar timones en santiago para un kayak doble travesia

    panautemdm@gmail.com

    ResponderEliminar