13 sept. 2009

100 Consejos para Kayakistas de Mar ( Parte I )

100 Cosejos para Kayakistas de Mar I
Los consejos son como las visitas, si no son solicitados no son bienvenidos… al menos esa ha sido siempre mi postura. Debo confesar sin embargo, que hubiera recibido bien algunos de ellos de saber lo que significaba aprenderlo por las malas… o por las peores.
El kayak de mar es una embarcación que transita en los márgenes de lo posible. Embarcarse en 30 kilos de plástico (o 25 de fibra), autopropulsados, llevando casa, comida y abrigo, en climas impredecibles y posiblemente lugares remotos, requieren todo el ingenio que podamos desplegar.
Con el objetivo de facilitar nuestras aventuras, he recopilado un centenar de consejos, algunos exclusivos para kayakistas, otros para todo tipo de excursionista, unos originales, la mayoría reciclados, pero todos de indiscutible valor. Los expondré en varios artículos intercalados con otros temas. Aquí van los primeros 25.
Aprendiendo kayak de mar
1. Unos días de instrucción competente valen más que un año remando por ahí.
2. Leer libros y ver videos ayudan a aprender y a tener una base teórica sólida, pero no son sustitutos de una buena instrucción y experiencia práctica.
3. Practique las técnicas de rescate frecuentemente y en las condiciones más difíciles que podamos encontrar. Cuando las necesitemos posiblemente sea en malas condiciones.
4. Piérdale el miedo a volcarse. Cuanto más nos mojemos, más aprenderemos a permanecer secos.
5. Aprender el giro esquimal no es indispensable para el kayakista de mar, pero sí es una buena idea. El proceso de aprendizaje, además, nos hará mejorar nuestras técnicas de apoyo.
6. Practique los apoyos (y el giro esquimal) por unos minutos al final de cada remada. Nos espera ropa seca en la playa.
Comprando equipo básico
7. No compre un kayak sin haberlo probado antes. No todos los kayaks son para todas las personas. Cada kayak tiene sus características propias que pueden hacerlo adecuado o no para un remador en particular.
8. El remo es la pieza de equipo más importante y personal. Un remo adecuado hace una GRAN diferencia.
9. Cuidado con el equipo (chaleco, remos, faldones) “incluido” cuando compramos un kayak. Usualmente no son de una calidad aceptable.
10. Escoja un chaleco específico para kayak de mar. Dado que lo tendremos puesto muchas horas es importante que sea cómodo y funcional.
11. Pruebe su equipo en condiciones reales antes de tener que depender de él. No lleve equipo nuevo (i.e. desconocido) a situaciones comprometidas.
12. Un curso de kayak es una inversión inteligente antes de comprar equipo. Tendrá oportunidad de probar varios modelos de kayaks, remos y faldones y aprenderá sobre los pros y contras de cada uno.
Vestimenta
13. Vístase para la temperatura del agua. Debe primar la seguridad por sobre la comodidad.
14. Vístase en capas de manera de poder agregar o remover capas de ropa de acuerdo a las condiciones. Use una capa base interior, para mantener la piel seca y cómoda; una capa media térmica para protegernos del frío de acuerdo al clima y una capa exterior para protegernos del agua y el viento.
15. Las prendas de algodón absorben mucha humedad, se mojan y no se secan nunca. Además proveen poca protección del sol. Mejor las dejamos en la casa.
16. La lana es una excelente capa base. Es más lenta de secar que las prendas sintéticas pero es naturalmente antibacterial y biodegradable. La Tierra lo agradecerá y los compañeros también.
Saliendo a remar
17. Haga una lista de equipo y revísela antes de salir. No es muy agradable manejar varias horas para darse cuenta que dejamos los remos.
18. Llevemos siempre un remo de repuesto, en caso de perder o romper el remo principal.
19. Si olvidamos el faldón, podemos improvisar uno perforando un hoyo en el cubre-bañera y reforzándolo con duct tape.
20. Evite remar solo. Si lo hace, lleve todo el equipo de seguridad, deje dicho cuando regresa y lleve celular o radio en caso de necesitar pedir ayuda.
21. Revise los compartimientos estancos propios y de nuestros compañeros antes de salir para verificar que están sellados.
22. Si olvidamos los sellos de los compartimientos estancos, podemos improvisar uno con una bolsa de basura y un elástico (de la cubierta del kayak o de la huincha del remo)
23. Los pronósticos del tiempo no son definitivos. Manténgase alerta a los cambios en las condiciones.
24. Considere que las condiciones (viento, marea, olas) con las que salimos, pueden ser muy distintas al regresar.
25. El kayak de mar es muy fácil de aprender, pero muy difícil de dominar. Conozcamos nuestro nivel como kayakistas y tengamos en cuenta que siempre habrán condiciones que nos superan independientemente de nuestro nivel.
Escuetamente,
Martin (martin@ecodeporte.cl)

No hay comentarios:

Publicar un comentario