30 ago. 2009

Embalse del Yeso

Un destino cercano a Santiago pero poco concurrido por kayakistas de mar es el embalse del Yeso. Está ubicado a unos 100 km al sureste de Santiago, accesible a través del camino del Cajón del Maipo, pasado San Gabriel hay un desvío hacia la izquierda que nos lleva por una única ruta hasta sus aguas de color turquesa.
embalse1.JPG
El embalse fue terminado de construir en 1964, y durante el periodo de tensiones fronterizas con el vecino país, tenía el acceso limitado. Aún se pueden ver las barracas, hoy abandonadas, de las guarniciones que alguna vez vigilaron este posible acceso fronterizo cercano a Santiago y fuente de agua potable para sus 6 millones de habitantes. Su nombre proviene del río, principal afluente del río Maipo, que hereda la denominación de una mina de yeso cercana al lugar.
Las razones de su poca popularidad como destino de kayak de travesía responden a diversos factores. El acceso no es lo más expedito, y toma aproximadamente dos horas llegar, con un tramo de 50 minutos de un sinuoso y mal señalizado camino de tierra, cuyas condiciones varían de acuerdo a los caprichos del clima y del responsable de mantenerlo. El acceso no es posible durante los meses invernales, ya que la nieve bloquea el camino y en primavera, pequeños derrumbes también pueden interrumpir su tránsito.
Aparte de eso, el embalse se sitúa a 2.600 metros sobre el nivel del mar, lo que implica temperaturas bajas aun en verano y con sol, además de aguas relativamente frías. Súmale algunos carteles hostiles y anónimos, prohibiendo toda clase de actividades acuáticas y tenemos la receta perfecta para un lugar de solaz para los cálidos fines de semana santiaguinos. Deberemos compartirlo sí, con los pescadores fierreros que sacan truchas y dejan basura a lo largo de su orilla sur, pero que rara vez se embarcan, ya que no están permitidas las embarcaciones a motor.
embalse2.JPG
Ya en sus orillas tampoco es muy fácil, ya que en general son abruptas, con pocos lugares para bajar el bote. No lo recomendaría para kayaks sit-on-top, ya que en la tarde sale viento que levanta olas pequeñas pero muy seguidas, que harían difícil el manejo de una embarcación de este tipo.
Sin ser muy grande, unos 6.5 kilómetros de largo por 2.5 de ancho, el embalse nos permite remar unas 4 ó 5 horas bordeando sus costas. Lo ideal es salir de Santiago temprano, para llegar a remar antes que se levante el viento, de manera que a las 12 cuando empieza a salir, estemos de regreso y aprovechamos el viento que sopla desde el poniente en periodos de buen tiempo.
Es un paseo en algunos momentos hasta sobrecogedor por las empinadas montañas, mezcla de abruptas paredes de roca y acarreos multicolores e interminables, coronados por restos de glaciares en peligro de extinción, Bien vale la pena el paseo.
embalse3.JPG
La primavera es definitivamente la mejor época para visitar el lugar en términos escénicos. La escasa vegetación crece verde y florece con blancos, amarillos y naranjos. Las quebradas bajan henchidas por los deshielos y las nieves aun no dejan del todo el lugar, regalándonos un extraordinario paisaje andino.
En años de mucha nieve, podemos incluso encontrar en sus orillas neveros que forman paredes que llegan hasta el agua, dando la sensación de estar a los pies de un glaciar.
No subestime este embalse, ya que con viento y neblina se transforma en pocos minutos en Mr. Hyde. Vístase adecuadamente para las temperaturas que aún en verano pueden ser bajas y recuerde que las posibilidades de recibir ayuda externa en caso de problemas son muy escasas.
embalse4.JPG
Calcáreamente,
Martín
Instructor de Kayak de Mar
martin@ecodeporte.cl

6 comentarios:

  1. Muy bueno tu relato. Te felicito.

    ResponderEliminar
  2. Sergio, mi amor es hermoso, prométele a tu montaña que volverás conmigo; con tu negrita charrúa.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  4. Muy buen relato!! tengo una consulta, quiero ir este viernes a este lugar, veo los pronósticos de viento y son bastante buenos (2 nudos en la mañana). Eso si yo hago standup paddle, creo que con vientos bajos no debería haber problemas, cual es tu recomendación. Saludos!!

    ResponderEliminar
  5. Hola Fabian

    Gracias por escribir.

    Si no hay viento no deberías tener problemas, pero es muy común que salga el viento repentinamente. Sopla del oeste y se forman olas medianas y muy frecuentes. Te recomiendo no alejarte mucho de la orilla y ir vestido considerando la temperatura del agua, que es fría. Al menos traje de neopren y chaleco salvavidas.

    Saludos

    Martin

    ResponderEliminar