5 jun. 2009

Equipo y Equipólicos

Chile EcoDeporte. Equipo y Equipolicos
"Mi nombre es Marisol y soy una equipólica..." así empieza la reunión de terapia de este grupo de adictos a los implementos deportivos. Y quién puede escapar a esta clasificación que comparten montañistas, ciclistas, campistas, kayakistas, windsurfistas y cuanto deportista habita nuestro atribulado planeta.
Claro que hay distintos modos de matizar esta dependencia : están los “cómodos” que buscan llevarse las comodidades de la ciudad a los más recónditos lugares, incluido iPod y parlantes; los “seguros” que no escatiman un peso en comprar lo último que les garantice las máximas probabilidades de supervivencia: EPIRB, teléfono satelital, GPS y un botiquín de dos kilos; los “oportunistas” que no importa si lo necesita pero está barato; los “estéticos” que no sólo buscan buen equipo, sino que además haga juego; y los “marqueros” por supuesto, que sin importar las especificaciones, si es de marca es bueno y digno de ser adquirido. Y así sigue moderándose un poco la fauna de consumidores, con los “minimalistas” que esperan que cada pieza de equipo cumpla una docena de funciones, y los “livianistas”, perseguidos por pesadillas de que mañana saldrá una carpa 100 grs. más liviana que la que tienen… hasta que finalmente llegamos al equipólico que ha aprendido a sobrellevar su enfermedad y estoicamente deja pasar la belleza y la novedad, concentrándose en el rendimiento y los beneficios a largo plazo.
Pero dejando de hacer mofa de nosotros mismos, tratemos de darle una mirada de adicto rehabilitado al equipo de kayak de mar.

Equipo Esencial

Lo esencial para el kayak de mar, independiente de la duración de la salida o las características del lugar donde estemos, necesitaremos el kayak, el faldón, el remo y el chaleco salvavidas.
Los kayaks vienen en distintos tamaños y materiales, siendo los más adecuados para empezar los de plástico entre 14-16 pies. Respecto a la marca, no hay diferencias relevantes de calidad entre uno y otro de los grandes fabricantes como Dagger, Perception, Prijon, Necky, Wilderness, etc.
El remo, de palas asimétricas, cuanto mas liviano mejor y más caro. La longitud de uso más general es 220 cm., pero también hay disponibles en 210 y 230 cm. dependiendo del tamaño del remador.
El faldón, viene en distintos materiales y tamaños. Hay tres tallas de cabina, dependiendo del kayak, siendo M y L las más comunes. Las tallas de cintura generalmente son ajustables. Los materiales más comunes son el nylon, nylon con membrana respirable (Goretex, Sympatex, etc.), y neoprén. El nylon es más liviano y respirable, mientras que el neoprén conserva mejor la temperatura y es más impermeable.
El chaleco salvavidas, hay miles de marcas, modelos y calidades. El indicado para kayak de mar, debe tener las aberturas de los brazos muy amplias, con la flotación concentrada en al parte delantera baja, cinta en la cintura para evitar que se levante al estar flotando y ojalá bolsillos para guardar lo necesario durante el viaje. Una flotación de 16-18 libras es lo recomendado y aprobado por la Armada o USCG Tipo III.

Equipo de Seguridad

Cuando salimos solos, nos alejamos de la orilla o salimos al mar, debemos considerar además los siguientes implementos:
Silbato, para llamar la atención de nuestros compañeros o solicitar ayuda. Es requerido en el mar por norma de la autoridad marítima.
Flotador de remo, para efectuar un autorescate en caso de ir solos. No sólo es necesario llevarlo, sino saber cómo usarlo y haberlo practicado. No basta con ver un video o leer un libro.
La bomba de achique, es indispensable para sacar el agua del kayak en caso de volcamiento. Puede ser reemplazada por su hermano pobre, el tacho de achique, con los inconvenientes que la estrechez económica siempre nos obsequia.
Línea de rescate o de remolque, cumplen la misma función aunque ésta última viene más preparada para remolcar, incluyendo un arnés de liberación rápida. También puede hacerse una artesanal con cuerda de polipropileno flotante de 15 metros.
Finalmente es importante contar con algún equipo de comunicaciones para solicitar ayuda en caso necesario, puede ser un teléfono celular si navegaremos en área con cobertura o una radio VHF de Banda Marina.

Equipo de Navegación

Aún para salidas por el día, el equipo de navegación resulta útil para ver nuestro progreso en la ruta, o eventualmente guiar nuestro derrotero en caso de niebla o que nos sorprenda la noche.
La brújula sigue siendo el principal elemento de navegación aún hoy 800 años después de su invención. Su uso es indispensable en mar abierto, donde no tenemos puntos de referencia y en condiciones de baja visibilidad.
Cartas marinas o mapas topográficos, dependiendo del detalle de las costas nos indican puntos de referencia, posibles lugares de descanso, corrientes, líneas de marea, boyas y faros. Pueden ser apoyados o reemplazados en algunos ambientes por fotos satelitales de Google Earth.
El GPS, tan de moda por estos días, los hay en todos los colores y sabores. Facilita mucho la navegación sobre rutas previamente marcadas, y la ubicación actual en el mapa. Su dependencia de baterías no hace aconsejable depender completamente de este instrumento.

Equipo de Expedición

Aquí es donde se complica la cosa y nos vemos más expuestos a una recaída…
Aparte de todo lo anterior y en sus versiones de “expedición”, i.e. más sofisticadas, grandes, livianas y caras, necesitaremos equipo de campamento, de cocina, bolsas secas, equipo de comunicación, indumentaria apropiada y un sinfín de detalles a considerar. Dejaremos este tema para otro artículo posterior.
Tuyo o ajeno, procura que no te falte pero recuerda: cucullus non facit monachum …
Monásticamente,

Martin
Instructor de Kayak de Mar
martin@ecodeporte.cl

No hay comentarios:

Publicar un comentario