5 jun. 2009

Acampando en kayak de mar

Acampando en kayak
Deslizarse por la orilla de un lago, un fiordo o una playa, sin autos ni tumultos, sólo nosotros y toda la belleza natural del entorno. Remar algunas horas hasta encontrar la playa ideal para desembarcar, armar nuestro campamento y pasar la noche en nuestro hotel de nylon de 500 estrellas. Este es el mundo de los kayakista de mar autosuficientes que pueden disfrutar de playas desiertas, ríos tranquilos y lagos remotos a lo largo de toda nuestra geografía.
Comparado con el montañismo, acampar en kayak es un verdadero lujo al aire libre. Un kayak tiene la capacidad de carga en volumen de dos y media mochilas de montaña, con la ventaja adicional de que el peso no importa: es el agua quien lo lleva.
Imagínense lo que podemos llevar: parrilla, carbón, cooler, lámpara de gas, copas de cristal, mantel blanco, el fregadero de la cocina... casi como estar en un camping pero sin las rancheras de la carpa del lado y el concierto de reguetón hasta las 2 de la mañana. Bueno, estaba exagerando, pero lo que sí es cierto es que podemos llevar comodidades impensables de transportar en la espalda.
Aún hay más, equipados con kayaks dobles, podemos llevar a remotos lugares a personas que no serían capaces de llegar cargando su propio equipo. Hace un par de semanas, en un salida del Club, una pareja fue a una salida de campamento con sus hijos de 5 y 10 años.
Invierno y verano. En la zona central, con un régimen de precipitaciones bastante predecible, podemos salir a acampar todo el año sin mayores inconvenientes que el de llevar la protección adecuada para la temperatura esperada.
Con todo y sus innumerables ventajas, acampar en la naturaleza es siempre un arte. Antes que nada, consideremos los principios de no dejar rastro (ver artículos anteriores). De esa manera los próximos visitantes podrán disfrutar del mismo lugar inalterado que nosotros.
Lo segundo y principal es escoger el equipo que llevaremos, de manera de optimizar el uso del espacio dentro del kayak. A pesar de que no nos preocupa el peso, el volumen si es importante, así como la forma y tamaño de las cosas que tendremos que introducir y acomodar en los compartimentos estancos del kayak. El equipo de montaña es ideal, liviano, compacto y muy caro, pero podemos además darnos algunos lujos como llevar una parrilla, un lomo vetado, frutas y verduras, yogurt y cereal, etc. Un kayak de mar puede transportar desde dos semanas de lujo extravagante hasta seis semanas de disciplina espartana.
Una vez escogido el equipo, hay que hacerlo entrar al kayak, de manera organizada, para no tener que descargar todo el kayak para sacar los fósforos; y balanceada, tanto en sentido de proa y popa como babor y estribor. Un kayak desbalanceado es más difícil de manejar y termina desquiciándonos tratando de hacer que vaya en línea recta. Debe evitarse asimismo llevar cosas en cubierta, ya que hacen el kayak más susceptible al viento y nos incomodarán en caso de mal tiempo.
Si bien los compartimientos estancos del kayak son relativamente secos, es mejor almacenar la ropa y saco de dormir en bolsas impermeables o “secas”, de esta manera, aún en el caso de un volcamiento se mantendrán en buenas condiciones.
Escoger el lugar de campamento es una decisión importante para la comodidad y seguridad. En kayak, uno casi siempre acampa en playas, ya sean de río, lago o mar. En éste último debe tenerse en cuenta las mareas, para no despertar con todo nuestro equipo flotando alrededor. Los ríos también pueden cambiar su nivel de agua producto de las lluvias o del deshielo entre la mañana y la tarde. Si bien la arena nos brinda comodidad para poner la carpa, representa un desafío para anclarla en caso de viento, pero los remos pueden ayudar, así como las bolsas secas llenas de arena o el mismo kayak. La dirección del viento es otro factor a considerar a la hora de elegir el lugar, de manera de buscar las protecciones naturales que nos brinda el entorno.
No se necesita mucho más, tal vez unas clases de cocina al aire libre, y estaremos listos para aventurarnos a la naturaleza ya sea por una noche o cuatro semanas.
Para terminar, unas recomendaciones de qué llevar, basada en las mejores prácticas del deporte, extraído de arcanos textos de las distintas escuelas.


Intempericamente,
Martin
Instructor de Kayak de Mar
martin@ecodeporte.cl

No hay comentarios:

Publicar un comentario